3tazas

¿Sabías que tres tazas de café podrían mejorar tu salud?

Dos nuevas investigaciones publicadas en la revista científica Annals of Internal Medicine muestran una relación clara entre tomar de 1 a 3 tazas de café al día (y se incluye el café descafeinado) y el menor riesgo de muerte prematura, especialmente por enfermedades cardiovasculares y digestivas.

qué revelan los estudios sobre el café

En concreto, los estudios han observado que los hombres que toman esta cantidad de café diaria tienen un 18% menos de riesgo y las mujeres un 8%, en comparación con quienes no lo consumen.

María T. López, Técnica en Nutrición y Dietética, explica para Saber Vivir que, “esta asociación es muy importante porque proviene de los resultados de dos macroestudios muy sólidos cosa que le suma relevancia y seriedad". En el primero de estos estudios (el más grande realizado hasta la fecha) participaron 520.000 europeos durante 16 años y lo han llevado a cabo el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (IARC), que pertenece a la Organización Mundial de Salud (OMS), junto con el Imperial College de Londres.

El segundo de los estudios fue realizado por la Universidad del Sur de California (USC). Este también ha durado 16 años y en él se analizaron a 185.000 personas de diferentes etnias americanas. Para la Maria T.Lopez, es especialmente relevante "que sus resultados corroboran los del primer estudio”, nos señala.

La creencia de que el café sube la tensión y perjudica el corazón es falsa

Maria López también nos señala la importancia de este nuevo dato, “es una buena noticia porque el café es una de las bebidas más consumidas en el mundo (se estima que se toman unos 2250 millones de tazas cada día en todo el mundo). Aunque estos resultados no están diciendo que esta bebida alargue la vida ni que prevenga que la muerte de quienes lo toman, sí que indican que no es perjudicial, sino todo lo contrario, es beneficiosa y conviene incluirla todos los días dentro de una dieta y estilo de vida saludables”.

Cómo afecta el café al organismo

Durante años, los enfermos de corazón y los hipertensos han oído aquello de “ni sal, ni alcohol, ni café”. En cuanto a este último, sin embargo, se suceden los hallazgos sobre lo beneficioso de tomar 3 o 4 tazas diarias (si no hay contraindicaciones médicas en otro sentido):

  • Es laxante, diurético, digestivo, previene de los cálculos renales y protege frente a trastornos hepáticos, como la cirrosis.
  • Fuente de antioxidantes, previene enfermedades neurodegenerativas: alzheimer, parkinson…
  • Alivia la migraña y, según un estudio del Instituto Karolinska de Estocolmo (Suecia), disminuye el riesgo de ictus en mujeres.
  • Mejora el metabolismo de la glucosa en pacientes diabéticos y puede reducir las probabilidades de sufrir diabetes tipo 2.

El café es un gran antioxidante y previene enfermedades degenerativas como el alzheimer

Y, en cuanto a su eterna vinculación con la hipertensión y los trastornos coronarios, se ha demostrado que no tiene fundamento. Para empezar, porque contribuye a rebajar los niveles de colesterol. Además, al contrario de lo que se creía, diferentes revisiones que se han realizado sobre este tema no han encontrado relación entre el café y la hipertensión arterial.

Tomar café, pero sin abusar

Todavía no se conoce que componentes son los que ejercen los efectos beneficioso del café, ya que sus propiedades positivas sobre la salud se han demostrado en estudios observacionales (por eso no se puede establecer la causa-efecto).

Sin embargo, lo que sí se sabe es que esta bebida contiene, además de cafeína, numerosas sustancias antioxidantes como, por ejemplo, diferentes compuestos fenólicos.

La cafeína contribuye a mejorar el rendimiento físico y mental, por ello es utilizada para elaborar fármacos contra las cefaleas.

Por otro lado, la cafeína es un broncodilatador débil y contribuye a reducir la fatiga de los músculos respiratorios por lo que también se incluye en algunos fármacos para reducir los síntomas del asma.

En contraste, la cafeína tomada en exceso (más de 4 tazas de exprés al día) resulta perjudicial: puede provocar insomnio, nerviosismo, aumento de la diuresis y molestias gastrointestinales. En algunas personas sensibles a la cafeína los síntomas aparecen cuando se consumen cantidades muy pequeñas, del orden de 250 mg por día.

¿Cuánta cafeína tomamos al día?

La cantidad que contienen las dos grandes variedades botánicas de café (subvariedades geográficas aparte) que se producen es distinta:

  • Robusta: de sabor intenso, tiene de medida en un grano el 2% de cafeína.
  • Arábica: tiene más o menos la mitad de cafeína que la variedad robusta (1,2% por grano). Resulta más suave y de mejor aroma.

¿Y los descafeinados? ¿Están libres de ella?

Definitivamente no. Y es que el proceso para extraerla no consigue eliminar por completo esta sustancia, pero la reduce hasta el 0,1%. Por otro lado, aunque la mayoría de gente considera que el café filtrado (o por melita) tiene menos cafeína que el exprés, la Federación Española del Café nos ha asegurado que contienen la misma, aunque no hay consenso al respecto y otras fuentes apuntan que el exprés aporta más.

¿Cuánto contiene cada taza?

Estas son las cantidades medias, teniendo en cuenta las diferencias que puede haber si tomas una u otra variedad de café, aunque es común que se comercialicen mezcladas. El té contiene teína (la misma molécula que la cafeína) y el chocolate, teobromina (otra xantina muy similar a la cafeína).

Cafeína por cada taza de...*

  • Exprés: 80-100 mg
  • Melita: 80-100 mg
  • Descafeinado: 2 mg
  • Té negro: 25-50 mg
  • Chocolate negro: 140 mg

*Datos avalados por la Federación Española del Café.