Cáncer de colon

Este tipo de cáncer es el cuarto más frecuente a nivel mundial. El riesgo de sufrirlo es mayor a partir de los 50 años, independientemente del sexo. Pero según la Asociación Española Contra el Cáncer, el 90% de los casos se podrían curar si se detectasen precozmente. Te damos las pistas que pueden alertarte de que algo no va bien.

¿Qué síntomas avisan de un cáncer de colon?

El cáncer de colon es un tumor maligno que se localiza en la última porción del aparato digestivo. El colon es la primera parte del intestino grueso, situado entre el intestino delgado y el recto.

Estos son los síntomas más frecuentes de la enfermedad y que no debes dejar pasar:

  • Aparición de sangre roja o de color oscuro en las deposiciones.
  • Cambios en el ritmo intestinal, como diarrea, estreñimiento o una combinación de ambos.
  • Heces más delgadas o finas de lo habitual, de aspecto similar a unas cintas.
  • Sensación de vaciado incompleto tras ir al baño.
  • Dolor abdominal, tipo cólico.
  • Hinchazón de vientre, gases o vómitos.
  • Pérdida de peso sin un motivo que la justifique.
  • Cansancio diario, aun habiendo descansado lo suficiente por la noche.

Aunque no es lo habitual, a veces la enfermedad permanece "silenciosa" y no da señales hasta que está avanzada, lo que empeora el pronóstico.

¿Qué pruebas te harán?

Si tienes alguno de estos síntomas de forma repetida, pide hora con el médico. Para hacer un diagnóstico, el especialista puede realizar las siguientes pruebas:

  • Análisis de sangre y orina. Para conocer el estado de salud del paciente y ver los marcadores tumorales, sustancias que en caso de cáncer suelen tener una concentración más alta de lo normal.
  • Análisis de heces. Para confirmar o descartar la presencia de sangre oculta.
  • Colonoscopia. Si las pruebas anteriores hacen sospechar de una lesión en el colon, se realiza esta prueba, que consiste en introducir un tubo con una cámara para observar la mucosa interior del colon y el recto.
  • Biopsia. Si durante la colonoscopia se detecta una lesión sospechosa, se extrae una muestra de tejido para su análisis, que permitirá confirmar el diagnóstico.
  • Otras pruebas. El médico también puede pedir radiografía, ecografía abdominal o endorrectal, entre otras.

¿Qué diagnóstico te pueden dar?

Las pruebas anteriores pueden descartar el cáncer de colon, ya que algunos de los síntomas son comunes a otros trastornos digestivos. En caso de que lo confirmen, existen 5 estadios de la enfermedad, de menor a mayor gravedad, según las capas del colon que estén afectadas:

  • 0. Es el de mejor pronóstico, se conoce como carcinoma in situ porque las células malignas están localizadas en la mucosa o capa más interna del colon.
  • I. Están afectadas las capas mucosa y submucosa.
  • II. La afectación se extiende una capa más, llegando a la serosa.
  • III. Las células cancerosas llegan a la capa muscular.
  • IV. El cáncer se disemina a través de los ganglios linfáticos o de la sangre y llega a otras partes del cuerpo lejanas, como hígado, pulmón u ovario (metástasis).

¿Cuál es el tratamiento?

Dependerá del estadio en el que se encuentre la enfermedad, pero en general consiste en cirugía para extirpar la zona del colon afectada y la administración de quimioterapia y/o radioterapia complementarias si es necesario.

Si el tumor afecta a una zona amplia, se necesitará extirpar un trozo de intestino y unir los extremos sanos entre sí, lo que se denomina anastomosis.

Cuando por alguna causa el paciente no puede soportar una intervención quirúrgica, se puede recurrir a otras técnicas diferentes, como la ablación por radiofrecuencia (ondas radiales de alta frecuencia) o la criocirugía (aplicación de frío), para destruir los tejidos cancerosos.

¿Se puede prevenir?

La mejor terapia contra el cáncer de colon es la prevención y, a partir de los 50 años o antes en caso de que haya factores de riesgo, realizar las pruebas de diagnóstico precoz.

  • Alimentación. Está demostrado que la dieta mediterránea protege del cáncer de colon, entre otras razones porque al ser rica en fibra (frutas y verduras) previene el estreñimiento, uno de los factores de riesgo. En cambio, el consumo elevado de grasas, carnes rojas y embutidos aumenta las probabilidades de sufrir esta enfermedad. Según un reciente estudio de los Institutos Whitehead y Koch del Instituto Tecnológico de Massachusetts-MIT (EE. UU.), una dieta rica en grasas modifica la biología de las células intestinales y hace que se vuelvan más propensas a convertirse en células cancerosas.
  • Ejercicio. Son varios los estudios que demuestran el beneficio de practicar ejercicio físico con regularidad. Una de las últimas investigaciones, publicada en "Jama Internal Medicine", sostiene que la actividad física reduce el riesgo de padecer 13 tipos de cáncer, entre ellos el de colon. Además, previene el sobrepeso y la obesidad, factores de riesgo también asociados a esta enfermedad.
  • Hábitos tóxicos. Evitar el consumo de tabaco y alcohol disminuye igualmente las posibilidades de sufrir cáncer de colon, entre otras alteraciones serias.
  • Controles. En muchas comunidades autónomas se están haciendo campañas de detección precoz del cáncer de colon, en las que cada 2 años se realizan test de sangre oculta en heces a las personas de entre 50 y 69 años. Se trata de una prueba muy sencilla en la que solo tienes que llevar una muestra a la farmacia para que la analicen. Por otro lado, tu médico puede programarte una colonoscopia cada cierto tiempo si lo considera oportuno en función de tu historia clínica y antecedentes.
  • Factores de riesgo. Tener antecedentes familiares de cáncer de colon o de poliposis adenomatosa familiar (un 20% de los cánceres de colon tiene influencia genética, sobre todo en familiares de primer grado), padecer una enfermedad inflamatoria intestinal (colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn), sufrir o haber sufrido otro tipo de tumor maligno (en cualquier parte del cuerpo), tener pólipos de colon y/o rectales o padecer algún tipo de enfermedad crónica, como la diabetes, puede incrementar el riesgo de sufrir cáncer de colon, aunque tener uno o varios de estos condicionantes no significa que se vaya a desarrollar. Los hábitos de prevención son en estos casos todavía más relevantes.

Artículos de Cáncer de colon

Tags relacionados con Cáncer de colon