Vitamina B3

La vitamina B3, también conocida como niacina, ácido nicotínico o factor PP, pertenece al complejo B y es hidrosoluble. Es, además, una de las vitaminas más importantes con las que podemos contar.

La niacida colabora en mantener el equilibrio químico del sistema nervioso, haciendo que las neuronas sean capaces de funcionar con normalidad transmitiendo impulsos eléctricos por su membrana, y también participa en la producción de hormonas esteroideas (como las hormonas sexuales y las relacionadas con el estrés) y en mantener la salud y el buen aspecto de la piel.

Por otro lado, entre las funciones de la vitamina B3 también se encuentran los procesos involucrados en la obtención de energía a partir de los nutrientes que ingerimos, en la eliminación de toxinas y en el mantenimiento de los niveles de colesterol dentro de la normalidad.

Problemas por desequilibrios en la cantidad de niacina

El efecto de la vitamina B3 sobre el cuerpo humano depende de la cantidad que hay disponible en el organismo. Así, ciertos desequilibrios en los niveles de niacina pueden causar algunos problemas que es bueno saber identificar.

Síntomas del déficit de vitamina B3

Una deficiencia leve en los niveles de niacina puede ser causa de fatiga y llagas en la boca. Estos síntomas suelen desaparecer al empezar a ingerir más alimentos ricos en esta vitamina.

En cambio, un déficit severo provoca pelagra, enfermedad que se caracteriza por problemas digestivos, dérmicos, depresión, incluso demencia.

Síntomas del exceso de niacina

Las dosis altas de niacina (cuando se toma en forma de suplementos) pueden causar un aumento del nivel de azúcar (glucosa) en la sangre, úlcera péptica, erupción cutánea y daño hepático.

Del mismo modo, tomar suplementos a dosis normales puede producir sofocos, es decir, sensación de calor, enrojecimiento, picazón u hormigueo en la cara, el cuello, los brazos o la parte superior del tórax. Ahora bien, estos síntomas suelen mejorar después de pasar un tiempo tomando regularmente el suplemento.

Fuentes principales de vitamina B3

Si te interesa asegurarte de que la dieta te aporta las cantidades suficientes de vitamina B3, recuerda que los alimentos ricos en este elemento son las carnes, los pescados, los frutos secos, los lácteos, los huevos, los cereales integrales, las legumbres, la levadura de cerveza, el germen de trigo, el aguacate y la patata.

Además, el organismo puede producir vitamina B3 a partir de triptófano, un aminoácido esencial.

¿Sabías que…?

Dosis altas de niacina se usan para bajar los niveles de colesterol, pero siempre se deben tomar bajo supervisión médica y sin tomar decisiones importantes de forma unilateral en este sentido.

Los suplementos de esta vitamina también se toman para mejorar la circulación sanguínea, prevenir las cataratas y para aliviar los dolores articulares en caso de osteoartritis, pero al igual que en el caso anterior, es conveniente consultarlo con el médico, ya que las dosis altas de esta vitamina no están exentas de toxicidad.

  • Dosis diaria recomendada: las recomendaciones diarias de vitamina B3 son de 15-19 mg/día en adultos.

Tags relacionados con Vitamina B3