Potasio

El potasio es un mineral esencial para la salud del ser humano, en el sentido de que es necesario para el correcto funcionamiento del organismo.

Este electrolito es el que se encuentra en mayor cantidad en el líquido intracelular (el 98% del potasio total del organismo). De hecho, junto con el sodio, este mineral regula el equilibrio osmótico, que es la concentración de sustancias dentro y fuera de las células.  Entre otras cosas, el potasio permite que los nutrientes circulen hacia dentro de las células y que las sustancias de desecho salgan de ellas.

Por otro lado, este mineral también ayuda a contrarrestar algunos de los efectos nocivos del exceso de sodio sobre la presión arterial, así que tiene un papel relevante en el mantenimiento de un buen riego sanguíneo.

Del mismo modo, el potasio participa en la transmisión del impulso nervioso, en la contracción muscular y a mantener el ritmo cardiaco dentro de la normalidad.

Su importancia en el funcionamiento muscular

La máxima concentración de potasio se encuentra en el tejido muscular. No en vano es un mineral fundamental para la síntesis de los músculos (su aporte suficiente es clave mientras el músculo se forma). Su presencia también es importante en la producción de proteínas y para los procesos de obtención de energía.

Problemas de salud por alteraciones en su cantidad

El potasio puede dar problemas si su cantidad dentro del organismo es anormalmente alta o baja. A continuación puedes leer acerca de las consecuencias de este tipo de complicaciones.

¿Qué ocurre si hay déficit?

La deficiencia de potasio (hipopotasemia o hipokalemia) como consecuencia de una dieta pobre en él no es frecuente, pero sí que existen ciertas situaciones en las que podría darse un nivel bajo de este mineral. Las causas más comunes son diarreas y vómitos persistentes, el abuso del uso de laxantes y diuréticos, y la enfermedad renal crónica.

Por otro lado, las dietas demasiado estrictas y sin control y los trastornos alimentarios la anorexia y la bulimia también pueden conducir a un déficit de potasio.

Los síntomas más comunes que produce la escasez de este mineral son el estreñimiento, la debilidad muscular, la taquicardia,  la fatiga, la hipotensión y el hormigueo.

¿Qué ocurre si hay exceso?

El exceso de potasio en la sangre, conocido como hiperpotasemia o hiperkalemia, puede causar alteraciones cardíacas y renales.

Este fenómeno puede deberse a una insuficiencia renal, a infecciones o a la toma de algunos medicamentos. Es especialmente  perjudicial en caso de haber sufrido un ataque al corazón.

Alimentos que contienen potasio

Los alimentos que se caracterizan por ser ricos en potasio son las verduras de hoja verde, las hortalizas como la zanahoria, la remolacha o la calabaza, las frutas, las legumbres, los cereales integrales, las patatas, las frutas desecadas y los frutos secos

¿Sabías que…?

Según indica un estudio publicado en la revista "Stroke: Journal of the American Heart Association", las mujeres posmenopáusicas que comen alimentos ricos en potasio presentan menor tendencia a tener accidentes cerebrovasculares que las que no los toman.

  • Dosis diaria recomendada: al menos 3.5 gramos/ día para adultos, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Tags relacionados con Potasio