señales-menopausia

El cuerpo sufre múltiples cambios en la etapa de la menopausia y un tiempo antes –normalmente entre los 5 y los 2 años anteriores a su inicio– empieza a enviar algunos "avisos". Conocer estos síntomas te ayudará a afrontar libre de miedos esta nueva fase de la vida.

Síntomas en la premenopausia

Es la etapa previa a la menopausia, es decir, antes de que la menstruación se retire definitivamente y finalice la función reproductiva. Esta fase, en la que la menstruación se va "apagando" y la mujer pasa del estado fértil al no fértil, puede durar entre 4 y 6 años.

Es decir, si lo habitual es que la regla desaparezca a los 51,4 años (es la edad media en España), la premenopausia puede empezar a los 45 o 46 años. Durante este periodo se pueden presentar algunas señales que van avisando del cambio.

Relacionado con este artículo

¿Qué síntomas puedes notar?

Durante este periodo de transición a la menopausia no todas las mujeres experimentan las mismas señales, molestias o trastornos, ni tampoco con la misma intensidad. Estos son los casos más habituales:

  • No siempre se nota. Se calcula que hasta un 15% de las mujeres no siente ninguna molestia ni señal destacable antes de llegar a la menopausia.
  • Los ciclos se van haciendo más cortos. En los primeros meses (entre 6 y 12) de la premenopausia, los ciclos menstruales pueden ser todavía regulares, pero ya no duran 28 días de promedio sino un poco menos. La razón es que el ovario ha dejado de ser regular en sus funciones ya que la carga de estrógeno y progesterona tampoco lo son.
  • Por la misma razón, puede haber reglas escasas y, otras veces, sangrados muy abundantes.

En esta etapa puede variar la duración e intensidad de la menstruación

  • Puedes tener los primeros sofocos. Durante esta etapa puedes empezar a sentir los primeros sofocos y sudoraciones nocturnas. Las alteraciones hormonales también pueden provocarte algunos cambios de humor.
  • Notas ciertos cambios. Según el momento en el que la regla va dejando de aparecer, algunas mujeres experimentan cambios como los que explicamos a continuación. Es importante saber identificarlos para conocer la etapa en la que te encuentras y tomar medidas para que no te afecten más de la cuenta.

3 "avisos" de que la menopausia está cerca

En la etapa previa a la menopausia, estas son las fases más habituales y los trastornos que se pueden presentar en cada una de ellas:

  1. Tienes reglas irregulares. Durante la fase media de la perimenopausia (que tiene una duración de unos 2-4 años), puedes tener ciclos más cortos, no tener la menstruación durante varios meses o incluso que sea más abundante o se alargue más días de lo que era habitual en ti.
  2. Algunos trastornos mejoran y otros empeoran. Algunas molestias premenstruales, como el dolor pélvico y la sensación de tensión en los pechos, pueden disminuir. Sin embargo, al mismo tiempo, pueden aumentar otros síntomas vasomotores, como cefaleas, sudores o sofocos, que pueden empezar a presentarse también de día y ser más intensos y frecuentes.
  3. Estás un año sin que te venga la regla. La fase tardía de la perimenopausia comienza con la última menstruación y transcurre durante el primer año continuo sin tener la regla. Una vez pasado este tiempo se considera que ya has entrado en la etapa de la menopausia. En esta fase tardía, suele haber un incremento de los síntomas vasomotores que ya te hemos explicado y pueden surgir algunos problemas de piel y sequedad en las mucosas. Esto puede provocar molestias durante las relaciones sexuales.

Cuida tus huesos

Durante esta época ya puede empezar a producirse una pérdida de masa ósea y el riesgo de sufrir osteoporosis es mayor, aunque no siempre ocurre. La única forma de averiguarlo es realizando una densitometría. Tu médico valorará si conviene que te hagas esta prueba diagnóstica y cuándo.

Para prevenir esta "enfermedad silenciosa", conviene que tomes una serie de precauciones que te ayudarán a tener unos huesos sanos y reducir el riesgo de fracturas:

  • Vigila tu alimentación. Sigue una dieta variada, equilibrada y rica en calcio. Limita el consumo de grasas e hidratos de carbono, y procura reducir el consumo de café.
  • Toma el sol 15 minutos al día. La luz ultravioleta transforma el dehidrocolesterol en vitamina D, que ayuda a asimilar el calcio ingerido en la dieta.
  • Haz ejercicio con regularidad. Simplemente caminar a paso rápido durante 30 minutos tres veces por semana mejora la tensión arterial, disminuye el colesterol malo y previene el sobrepeso, la diabetes y la pérdida de masa ósea.

Como reveló el Estudio sobre las Percepciones y Hábitos de las Españolas durante la Menopausia, más de un 60% de las mujeres mayores de 45 años están preocupadas por cómo pueden afectarles los cambios físicos y hormonales en esta etapa. Sin embargo, también son conscientes de que unos hábitos saludables pueden aliviar los trastornos asociados a la menopausia.