manchas manos2

Las manchas no gustan. Envejecen, afean según que zonas... pero actualmente hay diferentes tratamientos para eliminarlas, aunque por prevención –protegiendo la piel adecuadamente de los rayos solares– y la exploración periódica para detectar cambios en ellas son precauciones que van más allá de la estética y que pueden facilitar un diagnóstico precoz en caso de que alguna de estas manchas sea maligna.

A continuación te explicamos todo lo que debes saber sobre las manchas en la piel.

¿Qué tipo de manchas en la piel tienes?

Estos son los principales tipos:

Melasmas

  • Cómo son. De color marrón oscuro o claro, con bordes irregulares. Salen en la frente, pómulos, labio superior y mentón, y de forma simétrica a ambos lados de la cara. Son más comunes en pieles morenas y medias.
  • Por qué se forman. Aparecen a causa de cambios hormonales, durante el embarazo, al tomar anticonceptivos o en la menopausia, por ejemplo.

Lentigos solares

  • Cómo son. Manchas planas, pequeñas y con forma redondeada. Son de un color uniforme, que varía de pardo claro hasta negro. Suelen salir en cara, escote... en las zonas más expuestas al sol. Son muy frecuentes en pieles claras.
  • Por qué se forman. Hacen acto de presencia sobre los 40 años, cuando el capital solar se va agotando, o incluso antes si has tomado mucho el sol en tu juventud.

Lentigos seniles o "manchas de la edad"

  • Cómo son. Más grandes que las pecas, de color amarillo-parduzco y con forma redondeada u ovalada. Con el paso del tiempo aumentan de número, de tamaño y se vuelven más oscuras. Aparecen sobre todo en pieles morenas y medias.
  • Por qué se forman. Salen alrededor de los 50 años a causa del envejecimiento, especialmente en las zonas expuestas a los rayos solares, como las manos o el escote.

Manchas por acné o eccemas

  • Cómo son. Se localizan en cualquier zona del rostro y el cuerpo, donde tuvo lugar la afección, aunque no le haya dado el sol.
  • Por qué se forman. Este tipo de manchas se denomina hiperpigmentación postinflamatoria y sale tras una inflamación aguda o crónica por acné, herpes, quemaduras...

Melanosis por fotosensibilizantes

  • Cómo son. Salen en las zonas más expuestas al sol, sobre todo en rostro y escote.
  • Por qué se forman. Las manchas aparecen por usar perfumes al tomar el sol o por algunos medicamentos (anticonceptivos orales, antihistamínicos, antibióticos, antidepresivos, antiinflamatorios, corticoides...).

Relacionado con este artículo

¿Cuándo pueden ser peligrosas?

Aunque estos tipos de manchas son benignas, es conveniente que vayas revisándolas periódicamente para observar si han cambiado de aspecto o te han aparecido más. En caso de que aprecies cualquiera de las siguientes características, acude al dermatólogo:

  • Apariencia. Es asimétrica, una mitad de la mancha no se parece a la otra; el borde es irregular; ha cambiado de color o tiene varios tonos diferentes (marrón, rojizo, negruzco...); mide más de 6 mm de diámetro.
  • Molestias. Te pica, duele, sangra o presenta inflamación, enrojecimiento o endurecimiento.
  • Aumentan. De número o de tamaño.

Antes de realizar algún tratamiento para aclarar o eliminar las manchas, debes consultar al especialista, quien descartará o confirmará si alguna puede ser maligna. Piensa que el 90% de los casos de cáncer de piel se podrían curar si se diagnosticaran a tiempo.

¿Cómo prevenir su aparición?

Si quieres mantener tu piel libre de manchas, toma las siguientes precauciones, especialmente ahora en verano, cuando la exposición al sol es mayor:

  • Usa fotoprotector FPS 30 o 50, incluso los días nublados y aunque estés debajo de la sombrilla. En el rostro y las zonas más expuestas, como escote y manos, póntelo los 365 días del año antes de salir de casa.
  • No manipules los granitos de acné ni las espinillas, porque pueden acabar derivando en manchas oscuras.
  • Evita usar colonias, perfumes y maquillajes si vas a tomar el sol.
  • Si estás tomando algún medicamento, procura no exponerte al sol, ya que tienes más riesgo de que te aparezcan manchas oscuras, picor y erupciones.
  • Protege especialmente las zonas irritadas por la depilación, sobre todo si usas cera. Y procura depilarte al menos 24 horas antes de tomar el sol.
  • Si tienes lesiones recientes de quemaduras, herpes, cicatrices..., además de usar un fotoprotector alto, es recomendable que las cubras con parches o bandas de silicona para evitar que se oscurezcan y se transformen en manchas. Además, en estos casos la piel es más sensible y puede quemarse con más facilidad.

¿Qué tratamientos existen para "borrarlas"?

Una vez el dermatólogo haya descartado cualquier lesión maligna, tienes varias opciones para reducir las manchas en la piel:

1. Cremas despigmentantes

Es preferible empezar el tratamiento en otoño, cuando las radiaciones no son tan intensas y la piel está mucho menos expuesta al sol. Se aconseja utilizarlas por la noche. No obstante, si tu piel es resistente, puedes usarla también por la mañana y poner encima el protector solar.

Los resultados se notan al cabo de 6-8 semanas si has sido constante, aunque depende de varios factores: el número, la intensidad y la antigüedad de las manchas (las recientes se eliminan mejor que las antiguas, de más de 5 años); la calidad de la crema despigmentante, etc.

2. Láser

Esta técnica es la más específica para los lentigos solares. Una vez tratadas, las manchas se convierten en una costra más oscura, que se desprende al cabo de una semana dejando la piel reparada. Solo se necesitan entre una y dos sesiones.

3. Peeling químico

Es idóneo para tratar el melasma, la mancha más difícil de eliminar. Se aplican fórmulas con ácidos y sustancias despigmentantes, como la vitamina C, en diferentes concentraciones según la mancha. Antes y después del tratamiento, la protección solar debe ser máxima.

4. Terapia fotodinámica

Se utiliza para tratar los lentigos seniles que ocupan gran extensión corporal, ya que el tratamiento individual de cada uno con técnicas como el láser supondría un calentamiento excesivo de la piel. Produce una exfoliación que mejora el aspecto de las manchas.

5. Y sobre todo...

Ten en cuenta que la piel “se acuerda” de las manchas. Si las has eliminado con alguno de los métodos anteriores pero vuelves a olvidarte de aplicar la protección solar a diario, reaparecerán en el mismo lugar.