Medicina General

Medicamentos genéricos y de marca: ¿por qué hay diferencia de precio?

Si un fármaco de marca es igual de efectivo que un genérico, ¿por qué uno cuesta más que el otro?

Por el Dr. Francisco Marín - Médico de familia

Los fármacos genéricos son equivalentes a uno de marca en su composición, por lo que ambos son igual de efectivos. Si el precio del de marca es superior se debe a que, cuando un medicamento nuevo se pone a la venta, el laboratorio compra su patente. Se asegura así que otro laboratorio no pueda fabricar un genérico (que sería una copia), a partir de esta marca hasta que pasen 10 años (actualmente ya habla de bajarlos a ocho). Este tiempo es aprovechado por el laboratorio de marca para amortizar el presupuesto destinado a la investigación y desarrollo de la molécula en cuestión. Cuando pasa este período, otro laboratorio puede fabricar el mismo compuesto. Se ahorra, pues, todo el dinero destinado a investigación, por lo que puede vender su producto a un precio mucho más competitivo.

En nuestro país se está potenciando la prescripción de estos medicamentos. Las administraciones sanitarias de cada una de las comunidades autónomas los recetan cada vez más: como sus presupuestos son limitados y los genéricos son entre un 30 y un 60% más baratos, lo que ahorran prescribiéndolos pueden invertirlo en otras necesidades sanitarias. De hecho, en las farmacias hay ya más de 6.000 medicamentos genéricos y más del 40% del total son “subvencionados” por la Seguridad Social, según estimaciones del Ministerio de Sanidad.

Por ello, cuando un médico nos receta un fármaco de marca, muchas farmacias nos administran el genérico. En cambio, si nos prescriben un genérico, podemos decidir comprar la marca pero, en ese caso, la diferencia de precio correrá a cargo de nuestro bolsillo.