Ginecología

¿Por qué sufren los huesos durante la menopausia?

¿Debo preocuparme por la pérdida de masa ósea? ¿Qué medidas puedo tomar para tener unos huesos fuertes?

Por el Dr. Santiago Palacios - Ginecólogo

A partir de los 40 años se inicia una pérdida lenta y progresiva de la masa ósea (se “destruye” hueso). Esta pérdida se acelera en el caso de la mujer tras la menopausia porque se produce un descenso de hormonas que durante la vida fértil protegen el hueso.

Pero no todas las mujeres pierden hueso al mismo ritmo. Por ejemplo, haber sufrido una menopausia precoz aumenta el riesgo de descalcificación. También influyen los tratamientos prolongados con corticoides, hormonas tiroideas o ansiolíticos. Pero la pérdida ósea depende en gran parte de los hábitos saludables.

Los médicos recomendamos para garantizar el mantenimiento de la masa ósea:

  • Tomar suficiente calcio a través de la dieta: con lácteos, verduras de hoja verde, legumbres...
  • Hacer ejercicio regular, que ayuda a proteger los huesos
  • Evitar el tabaco y el alcohol

Sin embargo, en ocasiones, aunque tomes suficiente calcio, hay otros factores que pueden hacer que el hueso no lo ‘atrape’ bien. Por ejemplo, la falta de vitamina D, que ayuda a absorber el calcio, o el consumo elevado de sal o de diuréticos, que pueden incrementar la pérdida de calcio a través de la orina.