Ginecología

¿Las calcificaciones mamarias pueden ser indicio de cáncer?

Me han detectado calcificaciones en las mamas y me han dicho que solo requieren control periódico. ¿Aumentan el riesgo de cáncer de mama?

Por el Dr. Santiago Palacios - Ginecólogo

Es muy difícil detectar las calcificaciones mamarias en una autoexploración, ya que son demasiado pequeñas para sentirlas al tacto. Solo se ven en una mamografía y aparecen como pequeñísimos puntos blancos, como granos de sal. De hecho las calcificaciones mamarias son un hallazgo común en las pruebas radiológicas en mujeres que no presentan ningún tipo de síntomas.

La gran mayoría de calcificaciones suelen ser benignas pero es cierto que en ocasiones pueden indicar un cáncer en una fase temprana. El 30-50% de todos los cánceres presentan calcificaciones y lo que es más importante, el 10-20% de estos en estadios iniciales presentan calcificaciones como única manifestación de su existencia. Según su tamaño, aspecto y distribución, los médicos sabemos si son benignas o sospechosas de malignidad.

Las calcificaciones pueden adoptar diferentes formas y tamaños según el lugar dónde se encuentren en el pecho y cuál sea su causa. Se sospecha de malignidad cuando:

  • Están muy agrupadas y son muy pequeñas
  • Son de forma irregular, angulada o puntiaguda
  • Se distribuyen formando grupitos en lugar de hacerlo al azar
  • Van cambiando en número y forma

Las que son benignas no requieren más pruebas. Si son “probablemente benignas” precisan de un seguimiento mamográfico a los 4 o 6 meses; y si son “sugestivas de malignidad” es necesario hacer una biopsia para descartar esta opción. Se lleva a cabo mediante una punción percutánea o realizando una sencilla intervención.